La noche que fue día

En las inmediaciones del Hormiguerozer0 se abrió una ventana para asomarse a una otra realidad que muchos imaginamos o soñamos, que algunos vamos labrando día con día, que otros la niegan, que otros la desprecian, que otros la aplastan pero que los más la anhelan y atesoran.

Como si fuera una burbuja de fantasía, una pausa en el tiempo veloz que carcome nuestras vidas, una ilusión, se abrió la posibilidad de tener un sueño vívido, de vivir lo soñado, de despertar y limpiarnos la niebla de los ojos.

El 13 de enero del 2018 fue un momento en el que el tiempo y el espacio fueron otros, nos transportamos a otro sitio y nos movimos en otro ritmo, nos encontramos, nos escuchamos con quien también se pregunta: ¿Otro mundo es posible?

Sí, lo es.

El festival fue Intergaláctico porque no fue sólo un hecho histórico humano sino extrahumano, una transformación completa de la realidad conocida, una exploración hacia lo que somos capaces de hacer de este mundo y fuera de él.

Pluricultural porque nuestros compañeros del Congreso Nacional Indígena taladraron la rígida capa de concreto que cubre los corazones y oídos de quienes habitan en la ciudad y con el grito digno de: ¡Aquí estamos! ¡Nos queremos vivos! quedó asentado, hoy más que nunca, que nuestros pueblos no se rinden, no claudican, no se venden, no tienen miedo. Y que la fuerza de sus pasos se escuchará en cada rincón de este país, de este mundo, de este espacio-tiempo llamado universo.

Multidiverso porque fueron las diferencias las que nos llamaron, el ser diferente, en este festival, era no un obstáculo sino la esencia del mismo. Acá las diferencias se aplauden, acá las diferencias se buscan porque sabemos que ser uniformes, que caminar en una sola dirección, que mirar hacia un solo lado, nos lleva inminentemente a nuestra desaparición y al cese de la vida.

Escuchamos, miramos, pensamos, comimos, aplaudimos, reímos, nos asombramos, nos maravillamos, nos conocimos, nos reencontramos, nos abrazamos, hablamos sin miedo, tejimos, aprendimos, nos motivamos, bailamos, cantamos, nos estremecimos, nos construimos, nos vivimos, nos acompañamos, nos atrevimos por fin a decir ¡adelante! a la terriblemente maravillosa vida que exige su lugar en este espacio-tiempo infinito.

A todos y cada uno de los que formamos parte de este Primer Festival Intergaláctico, Pluricultural y Multidiverso “Por un mundo donde quepan muchos mundos”, nos decimos ¡Gracias!

Nos queda la pregunta “¿qué sigue?”, que como toda pregunta fundamental, se irá respondiendo mientras exista la rebeldía, la dignidad y la alegría.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s